Eventos

LA OTREDAD LLENA DE VELADORAS EL SALÓN BOLIVAR

Por: Karen Navarrete

_MG_7993.JPG
La Otredad. Foto: Karen Navarrete

Este jueves 5 de abril participó la agrupación de raperas “La Otredad” en el evento organizado en el Salón Bolívar donde también se presentaron los raperos Akil Ammar, D-Brayone, Barrio Balam, Chilam BaRap, Skret Ceacje, Doble Estilo, 0’$ & Dilla B y Doble Estilo.

29467998_2124141960944355_8430234170197803008_n
Cartel del evento difundido en Facebook

Entre la participación de los hombres, La Otredad, la única agrupación de mujeres raperas, destacó desde que subió al escenario y comenzó a colocar diversos objetos en el estrado. Distribuyeron zapatos de tacón en las bocinas y monitores que se encontraban enfrente de la tarima, cada par acompañado de veladoras. Además, para acompletar la puesta en escena, amarraron en el fondo una bandera color violeta (el color representativo del movimiento feminista) con el mensaje “NI UNA MENOS”, un símbolo siempre presente en las marchas contra los feminicidios.

Quisimos hacerlo porque representa esas ausencias constantes en la ciudad”, aclara Cabra Frenesí, “sobre los zapatos, es lo que muchas veces se encuentra antes que un cuerpo en el caso de las desapariciones forzadas. Para mí también es una invitación a la empatía, ponernos en los zapatos de les otres.

_MG_7888.JPG
Zapatos de mujer y veladora en Salón Bolivar, acción de protesta por feminicidios. Foto: Karen Navarrete

Por otra parte, Mina afirmó que “quería remarcar el reciente feminicidio de la profesora [Graciela Cifuentes] y su hija [Gatziella Sol Cifuentes Pezuela], por ello que fuesen zapatos femeninos”. Acto aunado a la petición de guardar silencio 10 segundos durante el concierto por el feminicidio de ambas mujeres, y por todas las que han sido asesinadas en crímenes de odio por razones de género.

“Grace” y “Gatzy” era como llamaban con cariño las personas cercanas a Graciela Cifuentes Gómez Pezuela, amante de la cocina, fotógrafa y académica de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), y a Gratziella Sol Cifuentes Pezuela, estudiante de la Facultad de Arquitectura de la misma institución. Ambas se encontraban en el proceso de reconstrucción de su vivienda, ubicada al poniente de la Ciudad de México, tras las afectaciones causadas por el sismo del 19 de septiembre de 2018.

El 15 de marzo del año en curso se reportó un incendio en el hogar de la familia Cifuentes, al poco tiempo las investigaciones dieron a luz el asesinato brutal que precedió al fuego ocasionado intencionalmente para borrar evidencias. No fue hasta 15 días después, que ante la incompetencia de las autoridades correspondientes, sus familiares se vieron en la necesidad de difundir el caso por redes sociales para ejercer presión mediática para que el crimen sea resuelto con el protocolo específico en caso de feminicidios.

carta tia feminicidio
Carta escrita por Cleila Cifuentes, hermana de Graciela y tía de Sol. Fuente: Las Aparecidas

La familia de Graciela y Sol no ha sido la única en México que ha tenido que recurrir a difundir y exponer el caso de alguna persona violentada por razones de género en redes sociales para exigir justicia. En un país donde los feminicidios reconocidos como tal por las autoridades representa menos del 40% de los casos, donde los comunicados oficiales de la Procuraduría General de Justicia arrojan que la institución “no ve una razón de género” en más de la mitad de los asesinatos violentos a mujeres, “la reunión de gente, la fiesta, es un gran pretexto para cuestionar la realidad, y de aportar algo”, aseguran las raperas de La Otredad.

_MG_7892
Bandera violeta con la leyenda “NI UNA MENOS #VivasNosQueremos” en Salón Bolivar, acción de protesta por feminicidios. Foto: Karen Navarrete

Con un público aproximado de 300 personas, el evento consistió en la participación de raperos y raperas que difunden su música de manera independiente, algunas agrupaciones utilizaron el espacio para visibilizar diversas problemáticas sociales, como Chilam BaRap que hacía incapié, entre canciones y en el contenido de sus líricas, de rescatar nuestras raices e interpretó algunas canciones en nahuatl, La Otredad que cuestiona en sus discursos y canciones el sistema patriarcal, entre otras agrupaciones que narraban historias personales que derivan en lo colectivo.